replicaus Replica Watches Swiss Replica Watches replica watches Replica Watches Replica Watches Replica Rolex Swiss Replica Rolex Replica Watches Replica Watches Replica Watches rolex explorer 39mm for sale 14060M Rolex Submariner Cost rolex r1628 fake iwc 3719 replica movement 16610 rolex watches shop the best clone rolex watches rolex explorer 2 preis Rolex Submariner 14060M Price rolex r1628 deville iwc best clone Rolex Submariner Review 116610 116610ln replica the best cartier clone watches rolex gmt master 16750 prix Rolex Submariner 14060M Review rolex r1628 date james bond omega replica 116710 Rolex watches iwc rolex 70216 rolex Daytona rolex explorer acier Daytona Replica rolex omega watches model rolex sekeleton th 2014 rolex oro giallo Rolex Turn O Graph Prices the replika watch

A la búsqueda de sinergias creativas

0eNoelia Centeno, Licenciada en Historia del Arte

Licenciada en Historia del Arte, especializada en la crítica de la creación contemporánea y la cultura visual, dentro del marco de estudios del Museo Reina Sofía. En la actualidad está realizando una tesis doctoral sobre creación artística y energía rural en Córdoba, trabaja en la coordinación de Scarpia y colabora con El Arsenal (encuentros Nocturnos) y con la revista Ars Operandi.

Desde su experiencia como activista y como investigadora del movimiento creativo vinculado a la cultura contemporánea en Córdoba, Noelia Centeno ha detectado un tejido de una especial riqueza que viene a configurar – modestamente – un modo propio, de base, colaborativo y sostenible, con grandes potencialidades, un ecosistema cultural que, más allá de la mera queja por la falta de apoyos institucionales o las carencias del mercado, requiere de investigación, debate, formulación de propuestas, trabajo en red y acción.

Llegué a la ciudad en 2009 casi de casualidad, por amor. Aunque bonito y utópico, no fue nada fácil instalarme en Córdoba. Había nacido, crecido, vivido y trabajado en Barcelona. A otro tempo y ritmo urbano. Inmersa en prisas, ocupaciones y tediosos desplazamientos. Sin espacios. Por lo que dedicarme un año a mi misma en una pequeña y tranquila ciudad al Sur de España, para estudiar historia del arte y descubrir su patrimonio histórico y artístico, sonaba muy exótico y tentador para una chica del Norte. Para mi sorpresa, y ante el exceso de tiempo libre y la necesidad de desenvolverme en una ciudad desconocida, se abría un inmenso vacío de inseguridades individualistas y prejuicios por el contraste cultural, que casi me llevaron a abandonar mi estancia.

Pero un cúmulo de casualidades me acercaron a conectar con la creación contemporánea del lugar, entre el clímax y el declive de Córdoba 2016. Primero fue Scarpia, luego El Arsenal, después mi expatriación en el marco de un Master de Arte Contemporáneo y Cultura Visual en el MNCARS (Museo Reina Sofía) Y en un proceso personal y relacional de investigación y aprendizaje con el entorno, habiendo asumido vivir en la contradicción y la desterritorialización continua, me arriesgué a analizar el sector artístico y cultural de Córdoba a la búsqueda intuitiva de un fenómeno que había percibido como propio: la emergencia de sinergias creativas sostenibles.

E insisto, arriesgué. Ante un modelo de política cultural inexistente y disperso. Cerrada al diálogo con especialistas y creadores locales e independientes. En actitud escéptica hacia el arte y la cultura contemporánea. Tanto por los años previos de derroche y mala gestión presupuestaria, como por un gobierno actual conservador más preocupado por el contenido y evitar la polémica. Que aboga por una cultura populista y de entretenimiento. Enfocada al turismo cultural y un ecosistema empresarial de innovación tecnológica. Donde una idea de comunidad creativa, en el sentido de ayuda, colaboración e intercambio generacional, se encuentra debilitada por falta de apoyo institucional e impulso comercial. O en una situación endogámica de promoción individualista.

Así como invisible o inaccesible para gran parte de la ciudadanía, bien sea por puro desconocimiento o por desinterés. En este mapa tan desolador, complejo, crítico y confuso ¿por qué apostar científicamente por un fenómeno que parecía no existir en la realidad? ¿por un espacio de producción pequeño que ni tan siquiera encajaba con los grandes modelos de creación de otras ciudades? Porque era necesario.

Era necesario empezar a evaluar y repensar el entorno artístico y cultural contemporáneo, bien fuese desde el ámbito académico, creativo o divulgativo. Era necesario dejar de quejarse de la situación crítica del sector y empezar a hablar de ella, a todas horas y en todas partes. Era necesario pararse a reflexionar, aprender a detectar los síntomas y ofrecer soluciones a partir de las alternativas locales ya existentes. Pero lo más necesario, era tomar conciencia de que ese fenómeno existía, aunque fuese a pequeña escala.

Con la intención de conocer, conectar y visibilizar a todos los proyectos, colectivos o creadores emergentes de la ciudad de Córdoba, Paco Nevado y yo organizamos la noche del 14 de junio de 2013 un evento en El Arsenal, Nocturnos I, encuentro de Cultura Avanzada Independiente de Córdoba. La idea inicial era crear una red colaborativa de apoyo mutuo, y desarrollar en colectivo fórmulas y herramientas colaborativas frente a la desidia institucional, a partir de una serie de demostraciones de danza, música y teatro, intervenciones artísticas, miniconferencias, y una mesa final de trabajo compartido. La situación se desbordó por varios motivos.


Como organizadores no fuimos conscientes de la repercusión de la convocatoria y se presentaron más de 30 proyectos creativos en la provincia, donde cada uno quería vender lo suyo y al final de la jornada fue imposible ponerse de acuerdo sobre los objetivos iniciales para crear una red de apoyo mutuo. El debate giró en torno a las dificultades económicas de la gestión cultural independiente así como hacia la finalidad del encuentro. Unos querían unirse para generar sinergias colaborativas y otros preferían seguir en solitario. Unos concebían su proyecto como recurso y otros como producción. Unos lo veían desde un aspecto social y otros desde la pura expresión estética. Sin embargo, una cosa quedaba clara.

Pese al inmovilismo de las políticas culturales locales y la precariedad de los medios y herramientas, en la ciudad circulaban numerosos procesos de creación experimental comunitaria, más cercanos y relacionales, como respuesta a la ansiedad y la necesidad individual. Y donde cada uno impulsaba y sostenía al otro en una red abierta de influencias que se expanden y rebotan hacia otras comunidades creativas fuera de la provincia.

A fecha de hoy, y después de la resaca diurna de la II edición de Nocturnos, celebrada el pasado 25 de abril en el espacio de creación MODO, coordinada por El Arsenal, sigo defendiendo la idea de un modelo de creación cultural propio basado en la sostenibilidad, al margen de los grandes centros neurálgicos como Málaga, Madrid o Barcelona, entre otros. Sí, quizás construido demasiado poco a poco, sin hacerse explícito potencialmente dentro de un tejido local, pero adaptado a sus propias necesidades y posibilidades de expansión relacional y experimental con otras comunidades en afinidad creativa fuera de la provincia.

Ante la falta de expectativa profesional y de autoestima personal en un estado de excepción a la crítica y la creatividad, se trata de encontrar puntos de anclaje entre las nuevas formas de acción e investigación de los creadores y las dialécticas de los procesos sociales en el medio rural y urbano. De establecer puentes entre la educación, la creación contemporánea y la ciudadanía. De documentar y difundir los procesos estéticos de un modo más cercano y honesto, señalando objetivos, resultados, problemas, resoluciones y efectos. De promover sesiones públicas de trabajo y grupos de investigación colaborativos para reflexionar sobre posibles protocolos que faciliten el desarrollo de líneas innovadoras en un entorno de producción cultural y artística. De apostar por la profesionalización y el asociacionismo en red que represente al sector creativo y cultural en su conjunto. De hacer en lugar de quejarse. Pero de verdad.


RebelArte, Mesas de Convergencia y Acción Ciudadana de Córdoba

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Current ye@r *